Balance de situación 2018

 

Fundae ha publicado los informes de balance de situación de la formación de 2018.

De un presupuesto global de 1.147 millones de euros, 661,4 millones se han destinado a bonificaciones de las empresas. El resto se ha dedicado a convocatorias estatales, autonómicas, Administraciones Públicas y gastos de funcionamiento de la propia Fundae.

Después de 4 años consecutivos de descenso en el número de empresas participantes, en 2018 ha habido un ligero aumento de empresas que han formado a sus trabajadores. En términos absolutos han sido 4.500 empresas más que en 2017, creciendo en todos los tramos de trabajadores excepto en microempresas, que desciende ligeramente.

 

| peores datos para las microempresas

 

Sin embargo, el crédito dispuesto por las empresas que han realizado formación ha sido un 64,8% del total que podrían bonificarse, vuelve a ser un ratio de los más bajos de los últimos años.

El uso del crédito de formación ha sido, por tamaño de empresa, el siguiente:

Los trabajadores formados han sido 2.800.103, que han supuesto un total de 4.413.853 participantes, de los cuales el 44% son mujeres y el 56% son hombres.

La formación presencial vuelve a ser la gran protagonista y la preferida para la formación programada por las empresas, suponiendo el 75,5% del total frente al 23% que ha optado por la teleformación y el 1% de la formación mixta.

 

| No se aprovecha gran parte del crédito disponible

 

De estos datos observamos que las empresas dejamos de aprovechar algo más del 35% del crédito asignado para la formación de nuestros equipos. Dada la relación directa que existe entre la formación de los trabajadores y la competitividad de las empresas, es obvio que tenemos que seguir insistiendo en la importancia que tiene aprovechar al máximo cualquier beneficio que nos ayude a alcanzar nuestro máximo potencial.

Es cierto que la gestión de la bonificación es complicada para pequeñas empresas que no disponen de personal especializado en realizar dicha gestión. Este es el motivo por el que un porcentaje tan pequeño de estas empresas utiliza estos fondos disponibles para formación. En estos casos, lo más operativo es acudir a empresas organizadoras que son expertas en estas gestiones.

En ICAP Formación, no sólo realizamos las gestiones de la bonificación de la formación ante Fundae, también les asesoramos, coordinamos y planificamos la formación que es prioritaria y estratégica para la empresa, de forma que el cliente sólo se preocupe de asistir y aprovechar la formación.